Novedades

Iniciativa para establecer la Protección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico de Tandil

El Acuerdo del Bicentenario, con la participación de alrededor de 80 instituciones junto al Municipio y la Universidad Nacional del Centro, continúa generando propuestas y proyectos de políticas públicas para Tandil.
Una de las iniciativas elaboradas y consensuada en los ejes de trabajo conformados, llegó al Concejo Deliberante para su tratamiento como ordenanza. Se trata del Régimen de Protección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico, que se propone declarar de Interés Público “las acciones destinadas a valorar, recuperar, preservar, proteger, conservar, promover, valorar y difundir”, ese capital en todo el partido de Tandil.


El documento, que actualmente se encuentra en tratamiento en la Comisión de obras públicas del Concejo Deliberante, fue llevado adelante a través del Subeje de trabajo Historia, Identidad, Memoria y Patrimonio del Acuerdo del Bicentenario.

Los coordinadores de ese espacio, la concejal Melisa Greco y el director de la Editorial UNICEN, Gerardo Tassara, resaltaron el amplio consenso que el proyecto alcanzó entre las distintas instituciones con representación en el Acuerdo; como el Museo Histórico del Fuerte, la Unión de Colectividades, distintas fuerzas políticas y representantes de la comuna y la Universidad, entre otros.

Explicaron además que el grupo de trabajo se proponer crear una red de archivos on line que conecte los contenidos patrimoniales de las instituciones que conservan de diferentes maneras esos bienes.

El texto del proyecto de ordenanza explicita que el Municipio será protector de los “bienes que integran el patrimonio arqueológico y paleontológico del Partido, sin que ello pueda modificar el régimen de propiedad de los inmuebles donde se encuentren, sino al sólo efecto de su conservación”.

Uno de los puntos centrales del trabajo es el referido a las obligaciones para quienes estén a cargo de la realización de obras públicas o privadas donde se produzca el hallazgo de recursos arqueológicos o paleontológicos o se pusieran en peligro sitios previamente localizados.

“La empresa encargada de la obra está obligada a dar aviso inmediato a la Autoridad de Aplicación, la cual adoptará las medidas necesarias para la preservación de los recursos afectados, entendiéndose por esto, no continuar con la obra hasta tanto lleguen los encargados del relevamiento”, señala.

El Municipio, que forma el núcleo central del Acuerdo del Bicentenario junto con la Universidad Nacional del Centro de la Provincia (UNICEN), es esa Autoridad de Aplicación, que deberá recibir las denuncias de hallazgos, autorizar la realización de estudios a investigadores profesionales y coordinar acciones con organismos nacionales y provinciales.

Siempre de acuerdo a la aplicación de la Ley Nacional Nº 25.473, para la excavación, exploración, rescate y posterior estudio; también estará facultado para celebrar acuerdos con los particulares cuando se trate de bienes situados en propiedades privadas, así como “intervenir en toda cuestión relativa a la conservación del patrimonio arqueológico o paleontológico del Partido”.

En otro apartado del proyecto se establece la obligación de los investigadores de entregar la copia de los permisos otorgados por la Dirección Provincial de Patrimonio de la Provincia de Buenos Aires; e informes de investigación o publicaciones que se realicen, para su conservación en la biblioteca del Archivo Histórico Municipal, así como la obligación de conservar los restos que se hallaren en el Museo Histórico Fuerte Independencia.

Esos restos sólo podrán salir mediante préstamos temporarios “a los fines de su estudio o exhibición con previa autorización del Honorable Concejo Deliberante de Tandil”, aclara.

Finalmente el trabajo prevé la creación de una Comisión Asesora ad honoren, integrada por representantes de la Secretaria de Planeamiento y Obras Públicas y de la Subsecretaría de Cultura y Educación de la comuna, del Concejo Deliberante, de la UNICEN, del Museo Histórico Fuerte Independencia y del Colegio de Arquitectos, junto a un arqueólogo, un paleontólogo y un historiador.

Entre los objetivos de la Comisión estarán el de asegurar el relevamiento, la preservación del patrimonio arqueológico y paleontológico en su originalidad y diversidad “debido al carácter de no renovable de los bienes que lo integran”. Así como priorizar la preservación in situ y hacer respetar los estándares de calidad de investigación reconocidos por la comunidad científica.

También el de proponer la regularización del uso de esos sitios con fines educativos y turísticos y convocar adicionalmente asesores externos especializados en los temas a tratar.

Exenciones y sanciones

En el proyecto se aclara que la Autoridad de Aplicación “evaluará el goce de una exención total o parcial en la Tasa Retributiva de Servicios al propietario, y el porcentaje en base a la importancia y cuantía de las inversiones que deba realizarse a raíz de la demora en lo referido al relevamiento y rescate del hallazgo”.

A la vez que prevé sanciones para “todo ocultamiento, remoción o extracción de recursos arqueológicos o paleontológicos, efectuado en contravención de lo dispuesto en la ordenanza, su reglamentación o disposiciones de la Autoridad de Aplicación”, las que serán aplicadas por la Justicia de Faltas Municipal, según sea el grado de afectación.

Las transgresiones serán sancionadas mediante apercibimientos, multas o clausuras temporales de las obras.

Scroll to top